Una generación disruptiva. Millennials

Una nueva generación de ciudadanos responsables, tecnológicos y comprometidos, están íntimamente ligados a la innovación y el multitasking: son los miIlennials. Transforman la vida social actual y marcan un futuro disruptivo, tanto como consumidores, como en el mundo laboral. Desde cualquier vereda, es necesario conocer sus características y búsquedas personales.

La Generación Millennial define a los nacidos entre 1981 y 1995, jóvenes  que se hicieron adultos en el 2000, en plena prosperidad económica, antes de la crisis. Hoy representan un 30 % de la población en Latinoamérica y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

Como consumidores, su vida pasa completamente por una existencia digital: redes sociales, aplicaciones, películas, música digital, etc. De allí el interés por la tecnología y en los nuevos usos de los dispositivos inteligentes desde cualquier pantalla. Asimismo, tienen una forma de entender el consumismo desde otro ángulo, orientado más a la opinión de referidos, y no tanto en función a la intención publicitaria de los medios. Son muy críticos y exigentes, buscan la personalización, conciencia y que atiendan a sus preferencia, lo cual, encaminan a las compañías a situar la experiencia del cliente en el eje central de su estrategia, en términos de relación, valores, comunicación y organización. Por esta razón, aquellas empresas, gobiernos e instituciones educativas que impulsen la participación, concientización y el aporte de ideas en la creación y el desarrollo de sus productos, conquistarán el corazón de los Millennials.

Como colaboradores del mundo laboral, los millennials ganan fuerza en las organizaciones y dicen NO a los empleos convencionales. “No tenemos chances. O nosotros cambiamos o ellos nos cambian” apuntó Martín Migoya, de Globant,  en el Summit de Recursos Humanos 2016, organizado por La Nación con la colaboración de Digital House, en el auditorio del Malba. Tienen una visión diferente del trabajo, con más libertad y con una diversidad de ideologías, de género, de formas de pensar, de orígenes.
Son autosuficientes y autónomos, y tienen una fuerte lupa en su “desarrollo y beneficio personal”. Valoran la participación y la colaboración, y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. El “management histórico” está obligado a cambiar de velocidad y encontrar nuevos caminos para aumentar la flexibilidad y la capacidad de creatividad. Requiere un espíritu de aventura e inteligencia en la ejecución.

Los nuevos desafíos de RRHH

No sólo la Generación Millennial son los “responsables”. Hoy las empresas se enfrenten con nuevos desafíos en el campo de los recursos humanos. Los empleados que forman parte de las organizaciones tienen nuevas necesidades, impensadas en años anteriores:

Por ejemplo, conseguir un mejor balance entre vida personal y laboral, posibilidad de trabajo flexible, condiciones especiales para mujeres durante el embarazo y su maternidad, etc.
Por esta razón, las prácticas del área de Recursos Humanos deben ajustarse para atender las necesidades del Life Balance, la Generación de los más jóvenes y el Employer Brand. Solo así, podrán integrar los objetivos de las personas a los objetivos de la organización.

Deja un comentario